Como en la vestimenta masculina, en la femenina también existe un protocolo y una etiqueta. Comúnmente conocido como “ir de etiqueta” en el caso de las mujeres existen tres tipos de vestidos y cada uno de ellos tiene su momento y su ocasión. ¿Cuántas veces nos habrá pasado que nos inviten a un evento un poco más formal de lo normal y no sepamos qué ponernos? ¿Estaremos a la altura? ¿O nos quedaremos en el intento?

Bien, pues para solucionar las pequeñas dudas sobre protocolo femenino vamos a recordar estos tres tipos de vestidos: el largo, el corto y el de cóctel.

El vestido largo, se trata de la prenda de más rango dentro del vestuario de etiqueta femenino. Esta prenda es exclusivamente para la noche y se caracterizan por su elegancia y sus líneas. Suelen ser prendas con tejidos de gran calidad y también lo serán los complementos con los que lo acompañaremos. Los zapatos que elijamos deberán ser altos y de tacón fino e imprescindible, el bolso siempre de mano. No debemos abusar de las joyas, pero si llevamos unos pendientes o un collar nunca bisutería.

En cuánto a los colores, el negro sigue siendo “el must” pero como estamos últimamente en las pasarelas y en las entregas de premios otros colores como verdes, azules oscuros, rojos, colores pastel, blancos y metálicos también están pisando con fuerza.  Debemos vestir con medias.

El vestido corto, es una prenda que aunque no lo creamos está diseñada exclusivamente para la mañanay  es considerado de media etiqueta. Debe tener un largo hasta la rodilla o un poco por encima, pero nunca debe llegar a ser una minifalda. Para no equivocarnos en la elección del tejido y los colores recomendamos un vestido de corte clásico y elegante. Los complementos desempeñarán un papel fundamental, pero siempre sin sobrecargar. En cuanto a los zapatos hay bastante permisibilidad pueden ser de media altura, de tacón alto y el zapato plano, eso sí el bolso siempre a juego. Por último recordamos que , siempre, incluso en verano, hay que vestir con medias.

El vestido de cóctel,  es otra prenda que se puede considerar dentro de las prendas de gran etiqueta. Se trata de un vestido tanto para el día como para la noche. Los colores y diseños pueden ser mucho más atrevidos durante el día. Con el vestido de cóctel cuando acudimos a eventos de mañana y primeras horas de la tarde se admiten pamelas y tocados.

El bolso de mano, combinado con los zapatos que deben ser de media altura o planos para el día y también de media altura o altos para la noche. Y como con los otros vestidos siempre con medias.

 

 

Si te ha gustado este artículo y quieres ayudarnos puedes darle +1  en Google Plus, (arriba a la derecha). En el caso de que quieras seguirnos puedes hacerlo en Facebook, Google +, Twitter, o en el Feed de aboutmoda.

Share.

About Author

Leave A Reply